viernes, julio 09, 2010

UN PASO ATRÁS NI PARA COJER IMPULSO



Cuando salí de ahí no tenía piernas, tenía dos maracas en movimiento tratando de buscar el equilibrio para no irme de boca. Sin exagerar.


Todo ocurrió en un parque de Disney , cuando a mi hija se le ocurrió la brillante idea de montarme en una montaña rusa supuestamente para niños pequeños. Yo, muy tranquila y tropical , segura de que no era un juego extremo me monté sin ninguna preocupación. Pensé en mis adentros, la maravillosa experiencia que es compartir las cosas que les gustan a nuestros hijos.

Aquel pensamiento se vio nublado cuando vi un riel empinado de la altura de un edificio de cuatro pisos. Miré alrededor del asiento a ver si encontraba algún botón de emergencia que lograra detener aquella cosa, pero no encontré nada, me tocó vivir la experiencia. No tenía de otra. No había marcha atrás.

En el caminar de la vida las cosas son muy similares, son muchos los desafíos a los que tenemos que hacerle frente , muchas veces Dios nos libra milagrosamente y otras nos acompaña a través del valle del dolor, donde nos toca estirar nuestra fe y confiar en su Gracia , por encima de nuestras emociones, leyes naturales y la lógica humana.

La fe funciona de la misma manera que una puerta eléctrica. Hasta que no des un paso al frente no se abre.

Puedes pasarte la vida entera lamentándote, quejándote y deseando un cambio, pero hasta que no tomes la decisión de CREER en las promesas de Dios. ¡OJO! dije: En las promesas de Dios, porque hay muchos que creen que el universo conspira a su favor. Esto es como conformarte con admirar una obra de arte, cuando tienes la oportunidad de compartir de tú a tú con su creador.

No se mueve una hoja de un árbol si Dios primero no da la orden. Su palabra tiene poder y autoridad para transformar tus circunstancias sin importar la dificultad.

La fe no es pasiva, es dinámica, emprendedora y enérgica.

Si estás montado en una de esas montañas rusas donde no hay marcha atrás, recuerda esto: Cuando la ciencia dice IMPOSIBLE, Dios sonríe, respira profundo……. Y demuestra lo contrario. Para Dios no hay nada imposible.

Escribo esto mientras espero por los resultados de una biopsia que me hicieron en mi seno derecho, con la seguridad de que salga el sol por donde salga, Dios me sacará victoriosa.

Pa’ lante que de los cobardes nadie escribe.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es verdad, recuerdo cuando Dios de dio una promesa de un hijo, El me confirmo tanto esta palabra, pues el enemigo siempre viene a robar que Dios te da.Desde los medicos y amistades cercanas aprendi a guardar esa semilla,y recuerdo cuando fui a toy"r"us a comprar ropitas sin estar embarazada, el nudo en la garganta se me hizo, cuando vi las demas con su pansita, pero recorde las palabras de mi Dios, EL ES FIEL.
Creer a Dios en GUERRA, es tapar tus oidos al mundo y escuchar solo lo que El ha hablado.Creele hoy, y viviras en un mundo de sorpresas, la mia se llama SAMUEL.

Juan Pablo Jimenez dijo...

El Señor es maravilloso, y no se equivoca. A mi hace 9 años me paso un accidente, se me rompieron los 2 femur, los medicos pensaban amputarme 1 pierna, pero no era el proyecto de mi Señor. Hoy en dia tengo mis 2 piernas, sirvo al Señor en todo lo que puedo y estoy siempre dispuesto a llevarlo donde El me envie. Sandy confia siempre en El que cuando la noche esta mas oscura es que casi esta amaneciendo. Dios te bendiga