viernes, marzo 13, 2020

EN LA HAMACA DE DIOS



Descansa tu mente y corazón en el Dios que puede y quiere hacerlo.



“¡El Dios que sostiene el universo sostiene mi vida!” 

Fueron sus últimas palabras antes de cerrarle la puerta en las narices al temor, a la preocupación y a la duda.

No ha sido tarea fácil, pero su deseo de avanzar supera los sentimientos encontrados que le insisten que abandone la batalla.

Diariamente hace lo mismo: con firmeza y determinación espanta a esos forasteros de su mente desde su lugar de reposo—su identidad en Dios—. Ahí encuentra el amor y la aprobación que nutren su valentía.

Por mucho tiempo fue marioneta de cuanto pensamiento aterrizaba en su cabeza; manipulada por cada historia de terror que el miedo le contaba, memorias que la avergonzaban, suposiciones que la ahogaban en un mar de ansiedad.

Pero todo cambio el día que su miseria fue interrumpida por el único con autoridad para hacerla verdaderamente libre, ¡Jesús! Ante su imponente presencia sus angustiadores no tuvieron más alternativa que implorar misericordia y salir corriendo como ratones cobardes.

Con frecuencia la voz del desánimo habla más fuerte que el susurro y afirmación de Dios. ¡No pierdas el enfoque! Jesús siempre gana, Jesús siempre tiene la última palabra.

Jesús sale a nuestro encuentro en nuestro momento más oscuro; nos sostiene cuando creemos que no hay esperanza; nos revela su verdad en medio de nuestra confusión, nos abraza con su gracia cuando creemos no merecer su amor.

Y es precisamente en el abrazo de la aprobación divina donde experimentamos libertad en nuestro patrón de pensamientos y paz emocional… poco a poco… paso a paso……creciendo a través del proceso, sanando un pensamiento a la vez.

Amiga, te invito a vestir tu mente y corazón con las palabras de esperanza y protección del Salmo 91. Te aseguro que a medida que medites y endulces tu alma en esta maravillosa verdad, también podrás decirle a esos visitantes indeseados desde una posición de reposo y victoria:

¡El Dios que sostiene el universo, sostiene mi vida!

“Los que viven al amparo del Altísimo encontrarán descanso a la sombra del Todopoderoso”. -  Salmo 91:1 (NTV)

Amor y gracia,

Sandy



No hay comentarios: